Nuestro camino de abundancia

Desde que nos conocimos en 2009, tuvimos claro que viajar sería nuestra prioridad. Pronto nos dimos cuenta de que la vida convencional no era para nosotros.

En 2015, tras 6 años de “ahorrar-viajar un par de días-volver a casa”, hubo un punto de inflexión en nuestras vidas. Nos fuimos de viaje dos semanas a Malasia. Era la primera vez que cambiábamos juntos de continente y en seguida nos enamoramos de Asia. 

Conocimos a muchísima gente diferente y maravillosa, y nos impactó la cantidad de personas que se sorprendían cuando les decíamos que solo íbamos a estar 15 días allí. La mayoría iban a viajar unos cuantos meses, y muchos vivían de forma nómada, trabajando mientras exploraban el sudeste asiático.

 

Volvimos de ese viaje siendo personas diferentes. Hasta entonces nunca nos habíamos planteado que era posible vivir viajando. En ese momento decidimos que, si otros podían hacerlo, nosotros también. Y esa decisión tomada en el avión de vuelta fue la chispa que más tarde nos guió en todas nuestras decisiones.

Los desvíos
son el clamino

¿Cómo comenzamos el cambio de vida?

Con los recursos que teníamos entonces, nos planteamos qué podíamos hacer para vivir viajando.

 

 

María, oceanógrafa, decidió hacer un doctorado que le daba la oportunidad de realizar estancias largas en Latinoamérica y otros países.

 

 

Juan, ingeniero, decidió cambiar todos los trabajos de 9 a 5 y lanzar su propia agencia de diseño web y marketing digital. Esto le permitía trabajar mientras viajaba y acompañar a María.

¿qué pasó entonces?

Nuestra decisión y toda la intención que pusimos tras ella nos llevó a vivir a lo largo de 4 años en las islas Azores, en las islas Galápagos y en Costa Rica. Visitamos Tailandia, Panamá, Ecuador y varios países europeos. 

felices, pero...

La agencia de Juan empezó a crecer, y pronto María se incorporó a tiempo parcial. Sabía que cuando acabara la tesis no quería trabajar en la universidad, y quería prepararse para cuando ese momento llegara. Sin embargo, aún no éramos capaces de mantenernos viajando a tiempo completo y cada cierto tiempo teníamos que volver a nuestra ciudad. Sabíamos que debía haber algo más que pudiéramos hacer.

Fue entonces cuando descubrimos esta gran oportunidad

Hace unos meses nos unimos a una comunidad llamada Breakaway Movement, y nuestra vida cambió para siempre. Encontramos personas inspiradoras con intereses muy similares a los nuestros: pasión por los viajes, la sostenibilidad del planeta, la salud y el bienestar. Pero no solo eso, se trata de un grupo de personas trabajadoras, que está creando una vida de abundancia y libertad alrededor de un negocio que representa nuestros valores.

Enseguida supimos que habíamos encontrado nuestro sitio, y que nuestros conocimientos de marketing eran perfectos para este nuevo negocio. Nos permitiría tener más tiempo y dinero, y dejar nuestra agencia para proyectos que realmente resonaran con nuestra alma.

Fue entonces cuando descubrimos esta gran oportunidad

Hace unos meses nos unimos a una comunidad llamada Breakaway Movement, y nuestra vida cambió para siempre. Encontramos personas inspiradoras con intereses muy similares a los nuestros: pasión por los viajes, la sostenibilidad del planeta, la salud y el bienestar. Pero no solo eso, se trata de un grupo de personas trabajadoras, que está creando una vida de abundancia y libertad alrededor de un negocio que representa nuestros valores.

Enseguida supimos que habíamos encontrado nuestro sitio, y que nuestros conocimientos de marketing eran perfectos para este nuevo negocio. Nos permitiría tener más tiempo y dinero, y dejar nuestra agencia para proyectos que realmente resonaran con nuestra alma.

Decidimos apostar por nuestro futuro. Ahora somos distribuidores de máquinas de agua Kangen para una empresa japonesa llamada Enagic, que lleva casi 50 años en el mercado. Ganamos altas comisiones y casi todo nuestro trabajo está automatizado. Y lo mejor es que no estamos solos. Esta comunidad nos provee con una plataforma de formación que parte desde 0, no hace falta experiencia previa. Además, nosotros llevamos adelante un equipo al que mentorizamos personalmente y con el que trabajamos codo con codo.

Nuestra vida no ha hecho más que cambiar desde entonces y, si no fuera por la pandemia, ya estaríamos viajando sin parar. Creamos “del Mar al Mat”, el proyecto de vida con el que pretendemos inspirar y ayudar a otras personas a vivir una vida libre y a su medida, alejada de los condicionantes sociales y mentales que nos impiden tener la vida que queremos. Esto lo hacemos promocionando los productos de Enagic y apoyándonos en Breakaway Movement. Todos los conocimientos de márketing que hemos desarrollado en los últimos años, son perfectamente aplicables a este negocio, y estamos aquí para ayudarte personalmente a lograr la libertad.

Es el momento de que inviertas en la vida de tus sueños

No tenemos que ser tu ejemplo, aunque esperamos ser tu inspiración. Podemos ayudarte a crear una vida de abundancia y a elegir tu propio camino

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad