Por qué los negocios online son el futuro

Cuando me preguntan porque comencé a emprender una de las razones que siempre doy es la estabilidad. Esto, más aún es España, es muy extraño para muchas personas. Desde mi punto de vista, me da más seguridad si mi trabajo, mi nivel de abundancia (personal y profesional) y mi felicidad dependen de mí y no de un tercero o del Estado. En este contexto quiero explicarte por qué los negocios online son el futuro.

El concepto de la escalabilidad

La máxima de todo emprendedor no debe ser ganar dinero, de hecho, tienes más probabilidades de ganar dinero dentro del mundo corporativo. Debe ser hacer feliz a las personas que usan tu producto, es decir, crear abundancia y valor a los demás.

los negocios online son el futuro porque te permiten escalarlo con poco dinero.

Los negocios online cuentan con una característica que los hace especiales: la escalabilidad. Pasar de 10 a 1000 clientes con un producto digital es muy muy sencillo. En la mayoría de los casos, solo necesitarás contratar más capacidad o, en algunos casos, a una o dos personas.

Una forma de crear abundancia es también creando empleo y llevando esa abundancia a otras personas, no vamos en contra de esto, pero inicialmente para un negocio los gastos de contratación son una pesada losa. Los negocios online son el futuro porque te permitirán crecer y, una vez alcanzado un tamaño razonable, delegar y contratar a más personas, generando así más abundancia, pero aligerando peso cuando más lo necesitas, al inicio de tu proyecto.

La capacidad de multiplicar tus ventas y, lo que es más importante, hacer feliz a más personas es lo que hace esta escalabilidad y por extensión a los negocios digitales una fuente de abundancia tan potente.

¿Solo los negocios online son escalables?

Por supuesto que no, todos los negocios son más o menos escalables. Lo que diferencia a los productos online del resto es la inversión que debes hacer para llegar a más personas.

Pongamos un ejemplo, has montado un restaurante de comida vegana y gastas unos 1000€ en local, más 5000€ en consumos y materiales y unos 6000€ en contratación. En total, 12000€ al mes. Puedes dar de comer a unas 2000 personas al mes, creando felicidad. Esto está genial y encima es rentable.

Ahora piensa que quieres hacer lo mismo, pero con el doble de clientes en otra ciudad, ¿Cuánto tendrías que gastar para hacerlo? Seguramente, otros 12000€.

Ahora piensa en que creas un curso online sobre como cocinar comida vegana para bebés (se nota que soy vegano y que es la hora de comer :P). Grabas 10 videos de recetas explicadas paso a paso, creas un sitio web y comienzas a venderlo. Teniendo en cuenta el gasto en horas de grabar estos videos (unas 5 horas por video con un precio hora de 35€) más el diseño de tu sitio web habrás gastado en total unos 3000€, en un solo pago.

¿Tienes límite en el número de personas a las que puedes hacer felices con tu producto y generar abundancia?

Imagina que has vendido 100 cursos y quieres llegar a más personas. Les pides a tus 100 clientes que te recomienden a todos sus amigos y ellos ganarán un vale de 5€ para una marca o un par de recetas extras. Si cada uno te recomienda a 2 personas, ¿Ves cuanto habrás conseguido crecer invirtiendo solo 500€ en vales o unas horas grabando dos recetas más?

Espero que te haya quedado claro el concepto de escalabilidad.

Flexibilidad y preparados para el cambio

Todas las decisiones que tomes en tu vida tienen un riesgo. Incluso con las decisiones acertadas puedes estar dejando fuera cosas que te gustaría tener y es que la abundancia también consiste en darnos cuenta de que no podemos tener todo lo que queremos.

En este aspecto, ser flexible y adaptarnos con facilidad a los cambios que puedan llegar nos ayuda a seguir adelante frente a problemas que puedan surgir. En la vida y en los negocios esta es una característica que, siempre desde mi punto de vista, debemos tener.

Elegir un negocio flexible nos permite reducir el riesgo frente a problemas que puedan surgir. Esto no quiere decir ser flexibles y cambiar nuestros objetivos por otros más fáciles, quiere decir poder cambiar nuestro negocio para hacerlo más fuerte frente a problemas externos y conseguir así nuestros objetivos.

Un negocio digital tiene la ventaja de ser:

  1. Fácilmente cambiante: sin grandes inversiones y complicaciones burocráticas.
  2. Muy rápido a la hora de cambiar: los cambios pueden ser aplicables en cuestión de días.
  3. Es fácil detectar cambios en la tendencia de los consumidores.
  4. Puedes preguntar de forma muy inmediata la opinión sobre tu producto, compartirla para convertir a clientes dudosos y gestionar grandes volúmenes de información.

Volviendo al riesgo, esto hace que el porcentaje de éxito aumente. Ante cualquier problema tendremos herramientas para detectarlos rápidamente, facilidad para iterar o cambiar nuestro producto y flexibilidad en la forma de comercialización.

Es la tendencia: los negocios online son el futuro

Me voy a poner un poco friki en este punto. Los productos de cualquier tipo (y muchas más cosas en la naturaleza) siguen una tendencia muy estudiada que se llama campana de Gauss y marca su estado de madurez o “curva de vida”.

Por explicarlo de una forma rápida, lo vas a entender muy bien porque rige muchos aspectos de la vida o la naturaleza: todos los productos siguen una fase en la que se introducen en el mercado y poco a poco van ganando popularidad (zona ascendente de la curva), es la llamada zona de crecimiento; luego se mantienen en esta popularidad más o menos tiempo, esta es la zona de madurez o estabilización; finalmente, comienzan a pasarse de moda y cada vez menos personas adquieren el producto, zona de envejecimiento.

El sistema educativo por ejemplo cada vez está más orientado a los negocios online.
El sistema educativo, por ejemplo, cada vez está más orientado a los negocios online.

Los negocios más interesantes tienen al menos una de las siguientes características:

  1. En el momento en el que te decides entrar están en la zona de crecimiento. Así puedes aprovechar el máximo tiempo de su curva de vida.
  2. Su zona ascendente o de madurez se mantienen durante más tiempo. Esto a priori es difícil de saber.

Con los negocios en internet vivimos en una zona de crecimiento que lleva varios años sin estabilizarse, impulsados por la mejora de los equipos y nuevos lanzamientos. Esto hace que internet siga siendo un lugar muy interesante para comenzar un negocio.

Entre 1997 y 2001 explotó la llamada “burbuja de las punto com”, esto se dio porque muchas empresas con base en internet estaban claramente sobrevaloradas y se especulaba con su valor. Pero tener tu negocio en internet no es esto, o al menos no es de lo que hablamos aquí.

Hablamos de algo real, de vender tus productos usando internet como medio y no como si fuera el producto en sí mismo. Esto potenciará tu negocio y lo catapultará a cotas que no te imaginabas con un coste muy bajo.

Conclusión

Ser emprendedor o emprendedora es estar siempre al día de las novedades y herramientas que existen para aportar más valor a tus compradores o compradoras. El momento actual nos obliga al menos a valorar la posibilidad de usar internet para crear un negocio con grandes expectativas a bajo coste o para hacer crecer el negocio actual.

En este sentido, podemos ayudarte a encontrar en Enagic un formato de negocio basado en internet que puede ayudarte a lanzar un proyecto online de éxito.

Espero que te haya gustado este post y que te haya ayudado a comenzar a recorrer tu propio Camino de Abundancia. ¡Recuerda que los negocios online son el futuro y que puedes empezar hoy mismo a lanzar tu proyecto!

Juan.