La ley de la atracción: manifiesta la vida de tus sueños

La Ley de Atracción es la habilidad de atraer a nuestras vidas aquello en lo que nos enfocamos. Todos somos susceptibles a las leyes que gobiernan el Universo, incluyendo la Ley de Atracción. Esta ley utiliza el poder de la mente para traducir lo que está en nuestros pensamientos y materializarlo en la realidad.

Cada pensamiento está hecho de energía y tiene su propia frecuencia única. Cuando esta energía y frecuencia se irradia hacia el Universo, interactúa naturalmente con el mundo material. A medida que tu pensamiento se irradia, atrae la energía y las frecuencias de pensamientos similares, como objetos o personas.

Podemos cambiar esa frecuencia al modificar nuestros pensamientos y emociones.

Lo positivo atrae lo positivo; lo negativo atrae lo negativo.

Tú tienes la habilidad de crear tu universo con la energía, pensamientos y emociones que invocas diariamente. La energía va donde se pone el foco. Esa es la base de la ley de la atracción. Las cosas pasan dos veces: primero en tu mente, y después en la realidad. Cuanto más lo pienses y lo sientas, más lo atraes.

CÓMO MANIFESTAR

Si leíste el post sobre “Consejos para cambiar tu vida“, quizás te has replanteado cómo quieres vivir y a qué te quieras dedicar, pero puede que no sepas por donde empezar. Puedes manifestar cualquier cosa que desees: buena salud, un nuevo trabajo, abundancia, una casa nueva, amigos con intereses similares, el compañero de tus sueños…Para empezar, son necesarios 4 pasos:

  1. Tener claro qué es lo que quieres.
  2. Enfocar tus pensamientos en aquello que deseas, con sentimientos de gratitud.
  3. Sentir y comportarse como si ya tuvieras aquello que tanto deseas.
  4. Estar abierto a recibirlo.

“No manifiestes tanto el objetivo como la sensación que vas a tener cuando lo consigas”.

HERRAMIENTAS PARA MANIFESTAR

  • Escribe un diario de gratitud: Escribir un diario de agradecimiento es de las cosas más lindas que puedes hacer. Tómate 5-10 minutos cada día para escribir físicamente aquello que agradeces. El truco está en no sólo escribir las cosas por las que estás agradecido en la actualidad, sino también lo que vas a apreciar en el futuro. Por ejemplo, si estás trabajando para manifestar un nuevo hogar, escribe “Hoy estoy agradecido por mi hermoso nuevo hogar que me proporciona calor y seguridad”. 
  • Cuaderno positivo: Esto es algo que hice en un momento oscuro de mi vida y me ayudó muchísimo. Cada noche, escribe algo positivo que te haya pasado durante el día, incluso si ha sido uno malo. Tienes que encontrar alguna cosa positiva (¡siempre la hay!). Con el tiempo, verás como cada vez es más fácil identificar las cosas buenas que te pasan, ¡tu mente se acostumbra a ver el lado positivo! Esto repercutirá en tu energía a lo largo del día. Volví a hacer este ejercicio durante el confinamiento y mi ánimo mejoró muchísimo.
  • Afirmaciones: Cada día, repítete a ti mismo aquello que quieres conseguir como si ya lo tuvieras. Por ejemplo:

Soy suficiente.

Soy exitosa.

Vivo rodeada de amor.

Soy capaz de decidir mis días.

Tengo mucho para dar a los demás.

Tengo un cuerpo saludable.

Escríbelo, repítelo en frente del espejo… ¡no importa el método que uses! Las afirmaciones tienen la capacidad de cambiar tus patrones de pensamiento, subir la autoestima y convencernos de que aquello que deseamos es posible y ya viene en camino.

  • Vision board: Al tomarte el tiempo para imprimir/colectar/cortar fotos, imágenes, frases y mantras que quieres que formen parte de tu vida, estás creando oportunidades para que se hagan realidad. Si quieres tener una casa junto al mar, dar la vuelta al mundo, ponerte en forma o incluso atraer miles de dólares a tu vida, podrás hacerlo más rápidamente teniendo imágenes en tu casa y en tu lugar de trabajo. La creación de un vision board con fotos/imágenes físicas te ayudará a mantenerte enfocado en alcanzar y atraer tus metas. Tu mente puede haber vagado durante unas horas si ha tenido un día libre, pero algo tan simple como pasar por delante de tu dormitorio y ver la pizarra que has creado le devuelve la energía al pensamiento positivo y proactivo.

“Te conviertes en lo que más piensas… Pero también atraes lo que más piensas.”

John Assaraf

LOS PENSAMIENTOS SE CONVIERTEN EN COSAS

Lo más importante de la ley de la atracción es entender que nuestros pensamientos se convierten en cosas. Así que, si usas tu tiempo y energía para crear pensamientos positivos, felices, beneficiosos y sanadores, traerás cosas positivas, saludables y sanadoras a tu vida.

Al mismo tiempo, los pensamientos negativos o no saludables traen cosas negativas a nuestra vida. Pensar cosas como “no quiero que esto suceda…” o “no soy lo suficiente buena…” no va a traer nada bueno a tu vida. Al pensar en estas cosas, en realidad estás atrayendo estas malas circunstancias a tu vida. Independientemente de si tienes intención de hacerlo o no.

“Si te enfocas negatividad y el fracaso, permanecerás bajo esa nube. Si te enfocas en lo positivo y tienes metas que aspiras a alcanzar, encontrarás la manera de lograrlas”.

En vez de enfocarte en las cosas que no quieres en tu vida, hazlo en las que deseas.

CREA EL FUTURO QUE DESEAS: ACCIÓN MASIVA CONSTANTE

Muy pocas personas son plenamente conscientes del impacto que la Ley de Atracción tiene en su vida. No importa que lo hagamos de forma consciente o no, cada segundo de nuestra existencia actuamos como imanes, atrayendo aquello en lo que ponemos la atención. Desafortunadamente, muchos de nosotros todavía estamos ciegos al potencial que está encerrado en nuestro interior. Como consecuencia, es demasiado fácil dejar que los pensamientos vayan sin control, atrayendo emociones y situaciones que no deseamos.

La buena noticia es que puedes utilizar esta ley para que trabaje a tu favor. Una vez que integras los principios y los aplicas, puedes crear el futuro que desees.

Sin embargo, hay que tener clara una cosa: sólo pensar y hablar de cosas positivas no conseguirá que se hagan realidad. Hay que llevar a cabo una acción masiva constante.

Por ejemplo, si deseas conseguir un nuevo trabajo, es genial que te visualices a ti mismo en ese nuevo puesto de trabajo. Intenta experimentar cómo te vas a sentir cuando cobres lo que vas a cobrar, cuando vistas de la forma en la que vas a vestir, cuando disfrutes el éxito que vas a tener…Pero sentir todo esto desde el sofá, sin hacer nada más, no te va a dar ningún resultado.

Debes buscar a diario ofertas de trabajo, salir a la calle y decirles a todos tus amigos que estás buscando un nuevo empleo con ciertas características, rodearte de personas que tengan ese tipo de trabajo…De esta forma, más tarde o más temprano aquello que deseas se transformará en tu realidad.

Lo mismo ocurre si quieres, por ejemplo, perder peso. No te sirve de nada hacer un visión board si no entrenas duro y te alimentas de forma saludable.

Se trata de creer que puedes lograr aquello con lo que sueñas, y hacer que se haga realidad. Es entonces cuando llegamos a la realización liberadora y poderosa de que somos los creadores y controladores de nuestra vida y la energía de la que todos estamos hechos.

Espero que este post te inspire y lo pongas en práctica, ¡me encantará leerte si lo haces!

Un abrazo,

Namasté.

María.