Consejos para cambiar tu vida

¡Hola! La semana pasada te hablamos de cómo hacer un cambio de mentalidad para atraer más abundancia. En este post, me gustaría contarte algunos consejos para cambiar tu vida. A mí me ayudaron a que me ayudaron a encaminar la mía hacia lo que siempre había soñado: más libertad. De tiempo y de lugar. No es fácil salirse del molde y dejar de hacer lo que la sociedad espera de ti, pero las recompensas por dar el salto superan con creces las dificultades. Para empezar, me gustaría plantearte algunas preguntas para reflexionar…

¿Cuál es el sentido de la vida para ti?

¿De verdad amas tu vida?

Si te dieran 2 años de vida a partir de hoy… ¿cambiarías muchas cosas?

¿Crees que merece la pena invertir el tiempo en lo que lo haces actualmente (trabajo, relaciones…)?

¿Estás satisfecho con la forma en la que transcurre tu día a día?

A veces, simplemente algo hace clic. El alma despierta. Decide de buena mañana que hasta aquí hemos llegado. Toma las riendas y empieza a vivir.

Mi cambio de mentalidad

A lo largo de los últimos años he sentido una transformación interna muy profunda. Mi escala de valores se ha definido e intensificado. He identificado cuál es la vida que quiero, y lo que dista a mi situación actual de aquella. Y me he puesto manos a la obra para hacer que mi realidad sea lo que siempre he soñado.

Han sido muchos años de trabajo interno. De leer muchos libros de desarrollo personal, de muchas horas de meditación, de diarios y diarios llenos de pensamientos, miedos y reflexiones. Ha sido un camino de reconexión con mi yo más profundo, con altibajos, pero muchos más altos que bajos.

A día de hoy, puedo decir que estoy feliz porque sé que estoy dirigiendo mi vida hacia mis sueños. Que no me voy a dejar presionar por lo que la sociedad marca, por el juicio de familiares o amigos, o por los momentos difíciles.

Tengo claro que la vida es un regalo. El simple hecho de estar vivos es una bendición. Volviendo a la primera pregunta del post, para mí, el único sentido de la vida es disfrutar. Tengo mi propio propósito y misión, pero todo pierde sentido si no disfruto y me siento realizada. Por supuesto esto no quiere decir que todos los días, ni si quiera todas las épocas, sean divertidos. Pero todos necesitamos encontrar ese algo que nos hace disfrutar.

Yo no voy a vivir para trabajar, no sé tú.

Pero llegar a esta decisión y a esta seguridad no ha sido fácil. Todo el mundo espera que te formes, vayas a la universidad, busques un trabajo de lo tuyo y malvivas el resto de tu vida. Trabajando 40 horas o más, con un mes de vacaciones al año (si tienes suerte), hasta que cumplas 65. A mí solo de pensarlo me da ansiedad.

El proceso interno que he seguido hasta llegar a este punto ha sido progresivo, y todo comenzó cuando me planteé las preguntas que escribí al comienzo del post.

Consejos para cambiar tu vida

Me gustaría darte algunos consejos para cambiar tu vida, por si tú también sientes que no es como te gustaría que fuera, y crees de verdad que es posible algo más. Porque recuerda que, si otra persona lo ha logrado, tú también puedes.

  • Tómate tu tiempo para pensar cual es la vida de tus sueños y anótala. No tengas miedo a soñar alto. Si tu sueño es ser cantante de rock, perfecto. Escríbelo, describe qué estilo de canciones cantarías, cómo serían tus conciertos, dónde vivirías…Si tu sueño es viajar por todo el mundo, haz un mapa donde cuelgues fotos de todos los destinos que vas a visitar, las playas en las que te vas a bañar y los museos que vas a conocer. Aquí lo importante es ser específico con lo que quieres. Por supuesto, no tiene por qué ser nada fuera de lo común, quizás la vida de tus sueños pasa por formar una familia y ser maestra, ¡y es perfecto!
  • Encuentra a personas (en la vida real o en redes sociales) que lleven la vida que tú quieres tener y contacta con ellas. Hazle preguntas, observa a qué se dedican, cómo viven…Anota todo lo que te pueda servir o te inspire.
  • Identifica los pasos que tendrías que seguir para llegar hasta esa vida que deseas y haz una lista de acciones que puedes empezar a tomar. Si necesitas ayuda, no dudes en pedirla. Si tienes que formarte, ni te lo pienses. Da igual que sea algo muy diferente a “lo tuyo”, da igual que la formación sea cara, da igual si tienes que invertir en tu equipo… ¿no es mayor el precio que vas a pagar al no luchar por tus sueños?

Si no tienes esto claro, nosotros podemos ayudarte. Pregúntanos sin miedo y charlamos un rato. Tenemos una opción que quizás te interesa, y, si no, estaremos igualmente encantados de intentar ayudarte con tu idea.

  • Acepta consejos solo de las personas que tengan la vida que tú quieres. Ojalá hubiera tenido esto claro toda mi vida. Cuando alguien te diga algo negativo sobre tu proyecto de vida, piensa si esa persona es feliz con lo que hace, y si ha logrado algo similar a lo que tú quieres. La gente tiende a criticar lo que es diferente. Si quieres ser emprendedor, no escuches las críticas del que ha hecho una oposición, y viceversa. Escucha a la gente que ya tiene esa vida. Estoy segura de que no va a criticarte sino a ayudarte.
  • Comprende que las críticas son solo un reflejo de los procesos internos que todos llevamos dentro. Cuando alguien te hace un comentario negativo, dice más sobre esa persona que sobre ti. Alguien que es feliz no va a perder el tiempo criticando a otra persona.

Espero que estos consejos para cambiar tu vida te ayuden e inspiren para dar el salto y empezar a vivir la vida de tus sueños. De verdad que no se le puede poner precio al valor que te da la libertad de ser quien tú quieres ser.

Un abrazo fuerte,

Namasté.

María.