8 pensamientos limitantes que todos los emprendedores tenemos

En el post de hoy, te presento 8 pensamientos limitantes de emprendedores, que todos tenemos o hemos tenido en algún punto de nuestro camino, ¡que lo disfrutes!

Quizás después de leer nuestro último post del blog (Cambiar mi vida profesional en 2021) has decidido que ahora es el momento de dar el salto al emprendimiento :), ¡estoy orgullosa!. Sin embargo, puede que te sientas paralizada por el miedo y las dudas. No te preocupes, no estás sola. Porque sí, todos hemos tenido esos miedos y dudas que quizás tu estés sintiendo en este momento, así que no te preocupes 🙂 Aquí aparecen algunos con los que quizás te identifiques, y algunos trucos para poder superarlos.

Espero que lo disfrutes y me cuentes si has tenido estos u otros pensamientos limitantes, y qué estás haciendo para superarlos y conseguir la vida de tus sueños :).

Tanto si crees que puedes hacerlo como si no, en los dos casos tienes razón.

Henry Ford

¿Qué son los pensamientos limitantes?

Las creencias o pensamientos limitantes son aquellas percepciones subjetivas que todos tenemos de nuestra realidad. Muchas de ellas las hemos desarrollado desde pequeños, y nos impiden crecer en varias áreas de nuestra vida.

En el mundo del emprendimiento existen una gran cantidad de creencias limitantes, y todos los que comenzamos un proyecto nuevo somos víctimas de ellas en mayor o menor medida. Es muy normal tener pensamientos limitantes de emprendedores. Nuestras creencias determinarán cómo afrontaremos las distintas situaciones en las que nos vamos a encontrar en nuestro camino emprendedor, y pueden ser el factor principal para nuestro éxito o nuestro fracaso.

Tener una buena mentalidad y trabajar en nuestras creencias limitantes debería de ser el primer paso de cualquier emprendedor. Es un trabajo que va de la mano con el autoconocimiento y el desarrollo personal.

Los 8 pensamientos limitantes de emprendedores más frecuentes

1. No soy bueno para vender.

Todo en la vida se aprende. Una vez que emprendas descubrirás que hay habilidades que tienes de forma natural y otras en las que tendrás que trabajar. Hay muchos recursos gratuitos y de pago para aprender a ser un buen vendedor, hablar en público, comunicarte con clientes…Esto no tendría que ser un problema J.

Además, muchas veces, nos creemos que no somos buenas vendedoras cuando en realidad lo que ocurre es que tenemos miedo de salir “al mundo real” y contar nuestro proyecto.

2. No tengo suficientes conocimientos, ¡no sabría ni por dónde empezar!

Como he dicho en el paso anterior, todo el conocimiento que te falte puedes aprenderlo. Otra opción es contratar a alguien que haga parte de tu trabajo.

3. No voy a encontrar clientes. Hay gente que lo hace mejor que yo, ¿por qué alguien querría contratar mis servicios o comprar mis productos?

Todas, absolutamente todas, tenemos algo que nos hace únicas y diferentes al resto. Solo tienes que encontrar a esas personas que resuenan con tu forma de comunicar y transmitir, y a las que tu oferta les puede ayudar. Invierte tiempo en descubrir quién es tu cliente ideal y cómo puedes venderle directamente a él.

4. Se necesita una gran inversión para emprender.

Nada más lejos de la realidad. Hay negocios que puedes comenzar con inversión 0, siempre que tengas los conocimientos. Además, si quieres emprender de forma online, la inversión será mucho menor que si estás pensando en un negocio físico, ¡olvídate de alquileres y facturas!

Si te interesa emprender pero no tienes una idea concreta, puedes contactar conmigo aquí. Tengo una oportunidad que quizás te interese :).

5. La gente me va a juzgar o no me va a tomar en serio.

La gente habla siempre desde su propia experiencia. Si te dicen que vas a fracasar, posiblemente sea porque ellos mismos han fracasado, o porque su miedo a fracasar les impidió dar el paso. Piensa que alguien que se siente feliz y completo no va a perder el tiempo criticando el trabajo de otra persona.

6. Me siento un impostor, no soy ninguna experta en el tema.

Ay… ¡el síndrome del impostor! Esto da para 7 posts completos :). Solo te diré que no tienes que ser el que más sepa de un tema en el mundo entero para emprender en algo relacionado con ello. Si sabes más que tu cliente, ya eres capaz de solucionar sus problemas, o al menos parte de ellos.

7. Mi situación personal/la de mi país no es la adecuada, mejor esperar a otro momento.

Precisamente cuando la situación en un país no es la idónea, es el momento en el que surgen más oportunidades y emprendedores. Piensa en la frase “donde unos lloran, otros venden pañuelos”. ¿Es de verdad la situación tan mala como para emprender, o te da miedo dar el paso y te estas refugiando en esta excusa? En pleno COVID he visto a muchas personas emprender negocios físicos y digitales con éxito. Hay que saber encontrar la oportunidad.

8. Es muy difícil emprender y lo que quiero conseguir no es posible. Es mejor tener un salario mensual asegurado.

No, no y no. Tus sueños no son imposibles. Piensa si otros lo han conseguido antes que tú, ¿por qué ellos han sido capaces y tú no? Si otros han podido, tú también.

¿Te suena alguna de estas creencias limitantes? Estoy segura de que sí.

No te preocupes porque no estás sola, absolutamente todo el mundo que ha emprendido ha pasado por un proceso mental similar. Al final, en un punto determinado, decidieron que sus sueños eran más fuertes que cualquier creencia que los limitara. Y decidieron que la ilusión y la esperanza fueran su motor, en lugar del miedo.

Si tú también quieres superar tus creencias limitantes y vivir de forma más libre (dentro de tu mente y en la realidad), aquí te dejo algunos trucos que a mí personalmente me ayudaron mucho en mis comienzos.

¿Cómo superar un pensamiento limitante?: Aumenta tu energía

Lo fundamental a la hora de trabajar con un pensamiento limitante es aumentar tu energía. Es decir, hacer cosas o relacionarte con personas que eleven tu frecuencia y te alejen del modo autodestructivo.

Nuestras creencias sobre lo que somos y lo que podemos ser, pueden determinar, precisamente, lo que podemos ser.

Tony Robbins

Algunas cosas que puedes hacer para aumentar tu energía y ganar confianza en ti misma:

  • Lee libros de emprendimiento, de motivación, de desarrollo personal, de casos de éxito…Empápate de toda la buena energía que desprenden.
  • Escucha podcast. Cada vez más emprendedores se están animando a compartir sus experiencias y conocimientos a través del formato podcast. Es una forma muy buena de aumentar tu energía y confianza mientras haces otras tareas.
  • Rodéate de una comunidad que te apoye. Es normal que cuando emprendes haya gente que te critique o juzgue. Piensa que muchas veces estas personas son familia y nos dicen esas cosas porque nos quieren, y quieren para nosotros lo que ellos consideran que es mejor. Pero solo tú puedes decidir lo que es mejor para ti, así que busca una comunidad de gente emprendedora con los mismos ideales y ganas de comerse el mundo que tú. Busca en grupos de Facebook, linkedin, asociaciones de tu ciudad…
  • Practica las afirmaciones y la gratitud a diario. Todo está en la mente. Si trabajas en mantener una actitud positiva y una energía elevada, no tendrás sitios para creencias limitantes.

Ejercicio para eliminar pensamientos limitantes de emprendedores

Este ejercicio me ha sido de mucha ayuda cuando he querido trabajar con un pensamiento limitante en concreto. Espero que te ayude y que me cuentes qué pensamiento limitante has conseguido eliminar.

  1. Tómate tu tiempo para estar a solas contigo mismo. Reflexiona sobre tu vida, tu negocio (presente o futuro) y todo lo que sientes y piensas respecto a él.
  2. Anota en un papel todas las creencias limitantes que tengas con respecto a tu emprendimiento.
  3. Ahora, piensa de qué forma puedes darle la vuelta a la creencia limitante para convertirla en una creencia potenciadora. Por ejemplo:
    1. No soy buena para vender –> Hablo con pasión y entusiasmo sobre mi producto y la gente confía en mi para solucionar su problema.
    1. Lo que quiero conseguir no es real –> Vivo en un mundo de posibilidades infinitas. Si otra persona lo ha conseguido yo también puedo.
  4. Escríbelas en un papel. La acción de escribirlas físicamente es muy poderosa.
  5. Repítelas a diario, tenlas de fondo de pantalla en el móvil, en tu mesita de noche…en cualquier sitio donde las veas cada día.
  6. ¡Deja que la magia actúe! (solo que no es magia, es tu subconsciente J)

Espero que este post te haya ayudado y te haya ayudado a aprender un poco más sobre pensamientos limitantes de emprendedores. Nos encantaría que nos contaras tu experiencia, si has tenido estos u otros pensamientos limitantes, y de qué forma los trabajas.

Escríbenos si tienes alguna duda o sugerencia :). Puedes visitar nuestro Instagram @caminodeabundancia.

Abrazos, María.